Entre genio y locura:
en la mente de un diseñador.

Entrevista con Jérémy Faraud, diseñador del Ducati Style Center
y creador de la Streetfighter V4, la Ducati supernaked inspirada en el villano más loco: el Joker.

Trabajar como diseñador significa saber cómo equilibrar el componente creativo y racional, el instinto y la reflexividad. ¿Significa esto que un diseñador tiene múltiples personalidades?

Jérémy: el trabajo del diseñador está a medio camino entre el de un ingeniero y el de un estilista. Su objetivo es materializar una idea estética de forma coherente con respecto a la realidad social e industrial. En su proceso creativo, usa varios sombreros.

Al principio es un artista: solo, con lápiz y hoja en blanco, sin ninguna restricción o condicionamiento técnico o tecnológico. Luego comienza a pensar de una manera cada vez más ingeniosa, desciende a la realidad del mundo circundante y traduce la idea en papel en un proyecto factible y un producto utilizable.

Circuitos mentales

¿Alguna vez sucede que surgen conflictos, por ejemplo, concebir algo tremendamente hermoso pero imposible de lograr?

Muy a menudo. Es una parte frustrante de su trabajo. Pero también es muy emocionante. Porque imaginar algo que aún no se ha hecho significa crear una nueva posibilidad. E incluso si hoy no se puede hacer lo que se acaba de imaginar, esto no significa que en el futuro, gracias a las nuevas tecnologías o a diferentes contextos, no será posible.

Egomanía

¿Son las creaciones de un diseñador un reflejo de su ego? 

No directamente. Un diseñador debe tener la capacidad de dibujar objetos completamente diferentes. Pero cada diseñador tiene su propia personalidad, sus valores, su mensaje para gritarle al mundo. Este hilo conductor, esta alma única y distintiva, siempre se puede encontrar en todos los proyectos que llevan su firma. Veo la moto como un juguete. Para mí, una motocicleta no puede ser algo demasiado serio. Debe entretener. Esta es la pauta de mi diseño, que me lleva a concebir motocicletas con un aspecto tosco, no demasiado definido. Sofisticado en técnica, pero simple en idea y estética final.

¿Hay algún elemento que te haga más apasionado que otros en un proyecto de diseño?

El frente y el depósito. El frente porque es un poco como la cara de una persona. Las emociones y el mensaje que la moto quiere transmitir pasan a través del faro delantero. Es a partir de ahí que puedes entender si la bicicleta será agresiva, agradable y divertida. Luego el depósito porque representa el cuerpo de la moto. Y es desde el depósito que puedes ver la actitud de la moto, incluso cuando está parada.

Hasta los límites de la locura.

¿Cómo surgió el acercamiento al Joker?

La Streetfighter V4 es una motocicleta con doble personalidad: avanza rápido en la pista y domina en carreteras normales. 

Nació como una superbike y se crió como MotoGP, pero también es adecuada para conducir en la ciudad. Es una moto loca. 

Al igual que el Streetfighter V4, el Joker también tiene una doble cara. Es un payaso, hace reír y divertirse. Pero también es tremendamente malo. Hace tres años, cuando comencé a dibujar la moto, el Joker era el de Jared Leto en Suicide Squad. Un Joker mucho más loco y más gamberro que aterrorizó a la ciudad a bordo de su Lamborghini rosa.


¿Es adictiva la creatividad? 

Cada uno de nosotros ve la creatividad de manera diferente. Cuando dibujo entro como en otra dimensión. Estoy solo conmigo mismo, el mundo exterior ya no existe, el tiempo se detiene y puedo hacer lo que quiera. Es maravilloso.

Redline
cover stories.

Una selección del contenido más exclusivo de la última revista Redline.

Suscripción al boletín informativo

Introducir tu dirección de correo electrónico para estar siempre actualizado sobre las novedades y las promociones Ducati.

Puedes completar tu suscripción y crear tu perfil en Ducati.com en cualquier momento para recibir comunicaciones personalizadas y acceder a todas las funciones.

Autorizo el tratamiento sobre la privacidad
Introduce un correo electrónico válido