Ducati anuncia la puesta en producción de la nueva Multistrada V4

Comienza la producción de la Multistrada V4 en la fábrica Ducati de Borgo Panigale: la primera motocicleta que emplea la tecnología del radar delantero y trasero. La Multistrada V4 marca un hito histórico para el fabricante boloñés de motocicletas y se presentará oficialmente el 4 de noviembre.

Para la cuarta generación de la Multistrada, Ducati ha desarrollado un nuevo motor V4 ligero y compacto, diseñado para satisfacer las necesidades en un uso "aventurero" sin dejar de lado las emociones y deportividad. El completo rediseño ha hecho posible romper el récord de intervalos de mantenimiento para el mundo de las dos ruedas. Todos los detalles de este nuevo motor se darán a conocer el 15 de octubre.

Ducati trae el radar a las motos de serie, confirmando el comunicado que anticipó en 2018 (aquí está el enlace al comunicado de prensa de abril de 2018). La adopción de estos sistemas promete ser una verdadera revolución para el mundo de las dos ruedas, marcando un nuevo nivel de excelencia en cuanto a confort y asistencia a la conducción, especialmente en las rutas de largo recorrido por autopistas.

Los radares son sistemas de ayuda avanzada capaces de apoyar y hacer más cómoda la conducción gracias a la capacidad de reconstruir la realidad que rodea a la motocicleta. El interés de Ducati en este tipo de sistemas se remonta a 2016, cuando la compañía trabajó en colaboración con el Departamento de Electrónica, Información y Bioingeniería del Politécnico de Milán para experimentar con este tipo de sistemas. Esta primera experiencia ha confirmado la aplicación de este tipo de tecnología a vehículos de dos ruedas y ha empujado a Ducati a la creación de un paquete completo de asistencia a la conducción utilizando dos radares, que se han desarrollado y producido en estrecha colaboración con Bosch, socio tecnológico de alto nivel, y que ve su primera aplicación en la nueva Multistrada V4.  

Cada radar tiene unas dimensiones compactas (70 x 60 x 28 mm, similares a las de una cámara de acción) y se integra a la perfección en la moto, pesando sólo 190 gramos.

El radar situado en la parte frontal del vehículo controla el funcionamiento del ACC (Adaptive Cruise Control: control de crucero adaptativo) que, mediante el control de frenado y aceleración ajusta automáticamente la distancia (regulable en cuatro niveles) de otros vehículos cuando se rueda a velocidades entre 30 y 160 km/h. Este sistema derivado del mundo del automóvil se ha desarrollado según la dinámica y ergonomía de un vehículo de dos ruedas. En particular, la autoridad del sistema en cuanto a deceleración y aceleración se ha limitado para garantizar al piloto que puede mantener un control constante del vehículo en cualquier situación. El sistema permite una conducción más cómoda sobre todos en largos viajes por autopista.

Por otro lado, el radar trasero es capaz de detectar e informar sobre vehículos situados en la llamada zona ciega, es decir, el área no visible ni directamente por el conductor ni a través del espejo retrovisor. El sistema BSD (Blind Spot Detection: detección de la zona ciega) también avisa de la aproximación por detrás de vehículos  a alta velocidad.

Para subrayar el valor técnico-científico del proyecto de investigación realizado conjuntamente por ingenieros e investigadores de Ducati y estudiantes universitarios del Politécnico de Milán, en mayo de 2017 se registró una solicitud de patente relativa a los algoritmos de control de este sistema. En junio de 2017, se publicó un artículo científico en el IV Simposio de Vehículos Inteligentes IEEE celebrado en la Playa Redondo de California